fbpx

Yoga para la menopausia, descubre sus beneficios

En un momento determinado de la vida de la mujer, llega un momento en que cesa su ciclo menstrual. Este cambio en la vida de la mujer, que suele producirse entre los 45 y los 55 años, indica que ya no puede tener hijos. La menopausia puede durar poco tiempo o años, dependiendo de cada mujer. La transición comienza cuando los ovarios empiezan a atrofiarse. La atrofia se produce cuando disminuye la producción de las hormonas que provocan el ciclo menstrual. Las tres etapas de la menopausia son la perimenopausia, la menopausia y la posmenopausia.

Sabrás que has entrado en la posmenopausia cuando lleves 12 meses sin menstruar. Esta nueva adaptación puede tener muchas repercusiones en la salud de la mujer. Sin embargo, para aliviar algunos de los síntomas, practicar yoga para la menopausia puede mejorar en gran medida cualquier impacto negativo. Muchos síntomas como la ansiedad, la irritabilidad y los sofocos, pueden disminuirse con la práctica constante del yoga.

ENTENDER LA MENOPAUSIA Y SUS SÍNTOMAS

Es importante entender primero la menopausia y sus síntomas. Dado que la menopausia es un ajuste tan grande en la vida de una mujer, los síntomas son inmensos.

Uno de los síntomas más comunes durante la menopausia son los sofocos. Este síntoma se debe a la disminución de los niveles de estrógeno. Debido a estos cambios hormonales, la temperatura corporal es más propensa a fluctuar. Estos cambios de temperatura pueden aparecer de repente y provocar sudoración o escalofríos.

Además, los cambios de humor son un síntoma típico. Durante la menopausia influyen muchos factores que afectan al estado de ánimo. Por ejemplo, a medida que disminuyen los niveles de estrógeno durante la menopausia, la fatiga, la ansiedad y la irritabilidad se ven afectadas, lo que provoca un estado de ánimo negativo.

Los cambios de peso también pueden ser consecuencia de la menopausia. Durante la menopausia, se produce una disminución de los niveles hormonales que permite la pérdida de tejido muscular y un metabolismo más lento. Normalmente, las mujeres experimentan un aumento de peso en la zona abdominal.

La disminución de las hormonas también puede causar muchos otros síntomas, como dificultad para dormir, rigidez articular, dolores de cabeza y falta de confianza en sí misma, por nombrar algunos. Aunque estos síntomas puedan parecer intimidatorios, llevar un estilo de vida activo puede ayudar a aliviar los efectos negativos.

Por otro lado, llevar un estilo de vida sedentario puede empeorar los síntomas durante la menopausia. De hecho, el sedentarismo se ha relacionado con el aumento de los sofocos y los sudores nocturnos durante la menopausia. Incluso un ligero ejercicio físico puede ayudar a aliviar estos síntomas negativos. El yoga en Barcelona es la oportunidad perfecta para reducir el efecto de los síntomas de la menopausia con el fin de continuar con un estilo de vida positivo sin efectos perjudiciales.

BENEFICIOS DEL YOGA PARA LA MENOPAUSIA

Después de entender la menopausia en su plenitud, podemos profundizar en los muchos beneficios que el yoga tiene para el alivio de la menopausia. El yoga implica un montón de giros, vueltas, y diversos movimientos, que por lo tanto mejora la circulación en todo el cuerpo. Los diferentes asanas permiten una mayor circulación, ya que el cuerpo se mueve de muchas maneras. Cuando la circulación es deficiente, las hormonas no llegan a su destino. Por lo tanto, tener una circulación fuerte en todo el cuerpo es muy beneficioso, especialmente durante los años de la menopausia.

La funcionalidad general del cuerpo mejora cuando se practica yoga. Practicar yoga mejora la fuerza, la flexibilidad y la concentración. Los ejercicios de respiración profunda y los diferentes asanas que se practican durante el yoga permiten que el cuerpo entre en un estado de tranquilidad.

El yoga refuerza la capacidad cardiorrespiratoria. Los ejercicios respiratorios, como la respiración profunda, ayudan a controlar y centrar la inhalación y la exhalación, lo que permite mejorar la capacidad cardiorrespiratoria. Los ejercicios constantes de respiración profunda pueden mejorar la funcionalidad pulmonar y el rendimiento respiratorio en general.

Aunque el yoga ofrece beneficios físicos, también es importante tener en cuenta los beneficios mentales. Como se ha comentado anteriormente, un síntoma muy común durante la menopausia es el estrés. Sin embargo, el yoga es uno de los principales aliviadores del estrés. A menudo, las clases del yoga tomadas en la noche pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Durante la menopausia, puede resultar difícil dormir bien. Diferentes factores pueden conducir a constantes despertares nocturnos, sin embargo practicar yoga a diario calmará tu mente y tu cuerpo. Completarlo justo antes de acostarse puede especialmente relajar sus pensamientos y permitir un mejor sueño.

Además, practicar yoga durante la menopausia mejora el estado de ánimo. La menopausia es una época difícil para muchas mujeres, por lo que participar en una práctica que mejore el estado de ánimo es importante. El yoga puede reducir los síntomas emocionales de la menopausia permitiéndole sentirse mucho más equilibrada. Por ejemplo, el yoga restaurativo relaja el sistema nervioso completando varias posturas y manteniéndolas durante períodos de tiempo más largos.

Por último, la práctica del yoga aumenta la concentración y mejora el enfoque. Al completar la meditación durante el yoga, se le anima a centrarse en una sola cosa. Esto entrena la mente para mantener un enfoque y olvidar cualquier preocupación externa. La meditación combinada con la respiración profunda mejora la concentración. Ser constante con esta práctica te guiará hacia una mente tranquila y concentrada.

Qué Es Savasana

POSTURAS DE YOGA PARA LA MENOPAUSIA

Hay varias posturas y rutinas de yoga que son especialmente beneficiosas para la menopausia. Por ejemplo, la postura de yoga de pelvis invertida promueve el alivio del insomnio, disminuye los cambios de humor y mejora la circulación. Todos estos son síntomas que pueden sentirse abrumadores durante la menopausia, por lo que completar esta práctica de yoga puede ayudar a curar su mente y cuerpo de la sobrecarga.

Además, la postura del perro boca abajo es beneficiosa durante la menopausia. Esta postura estira mucho la parte superior de la espalda y las piernas, lo que ayuda a aliviar muchos síntomas. Los dolores articulares y musculares son comunes durante la menopausia, y la naturaleza de esta postura garantiza que estos dolores disminuyan.

La postura del perro mirando hacia abajo favorece la salud ósea. Realizar posturas como ésta fortalece los huesos, lo que a la larga puede reducir la probabilidad de desarrollar osteoporosis, que puede convertirse en una preocupación durante la menopausia.

Además, las flexiones hacia delante tienen ventajas similares. Las flexiones hacia delante pueden ayudar a aliviar la rigidez del cuerpo y, al mismo tiempo, aliviar los síntomas de estrés e irritabilidad. Completar las flexiones hacia delante también puede estimular el sistema endocrino, responsable de regular nuestras hormonas. Al equilibrar nuestros niveles hormonales, es menos probable que experimentemos síntomas como cambios de humor o sofocos. Las flexiones hacia delante también favorecen la circulación sanguínea en la zona pélvica. Al mejorar la circulación sanguínea, también es menos probable que aparezcan síntomas como la hinchazón o los calambres.

Otra postura de yoga que puede ser beneficiosa es la postura de la mariposa. Esta postura estira y afloja la parte baja de la espalda, la cara interna de los muslos y las caderas, aliviando mucho dolor y tensión que podría haber en esas zonas. El estiramiento de estas partes del cuerpo no sólo te hará sentir más cómodo en general, sino que el suave estiramiento puede mejorar el sistema nervioso, calmando y desestresando el cuerpo. La postura de la mariposa es una gran herramienta para promover la relajación y sentir una sensación de tranquilidad en todo el cuerpo. Estas diferentes posturas son excelentes recursos a los que recurrir cuando se experimenta cualquier malestar durante la menopausia.

EL PAPEL DEL YOGA EN LA REGULACIÓN HORMONAL Y DEL SISTEMA NERVIOSO

El yoga desempeña un papel importante en la regulación hormonal y del sistema nervioso. Por ejemplo, el yoga contribuye al fortalecimiento muscular. En varias posturas, se utiliza la resistencia del peso corporal. Cuando tienes que soportar el peso de tu cuerpo en diferentes posturas, estás manteniendo y construyendo los músculos del cuerpo. Además, muchas posturas de yoga incorporan el núcleo del cuerpo. Estas posturas fortalecen el tronco para mantener la estabilidad y el equilibrio durante todo el ejercicio. Los músculos abdominales, oblicuos y de la espalda se fortalecen en estas posturas. Además, el yoga favorece la capacidad pulmonar. Al practicar diferentes técnicas de respiración, se amplía la capacidad pulmonar. Los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a reducir el estrés, mejorar el sueño y equilibrar las hormonas.

El yoga también favorece la salud de los sistemas cardiovascular y nervioso. La salud cardiovascular mejora al practicar yoga porque mejora la circulación por todo el cuerpo. Cuando mejora la circulación sanguínea, los nutrientes y el oxígeno pueden llegar fácilmente al cerebro y los nervios. También, el yoga es una forma de actividad física que activa muchos músculos diferentes e incorpora varias partes del cuerpo. Esta actividad mejora la salud del corazón y reduce la presión sanguínea, mejorando significativamente la salud cardiovascular. Si se practica a menudo, puede tener sorprendentes beneficios para el corazón a largo plazo. La salud mental está estrechamente relacionada con la salud de los sistemas cardiovascular y nervioso. Dado que el yoga es un potente potenciador de la salud mental, la salud de los sistemas cardiovascular y nervioso mejora simultáneamente.

La práctica del yoga tiene un gran impacto en el sistema endocrino. El sistema endocrino controla la regulación de nuestras hormonas, por lo que la práctica del yoga puede ayudar a equilibrar cualquier irregularidad. Durante la menopausia, se produce una disminución de estrógenos. Sin embargo, ciertas técnicas de yoga pueden ayudar a equilibrar esta hormona a un nivel más tolerable. Naturalmente, ciertas posturas estimulan la producción de estrógeno al reducir el estrés y mejorar la circulación.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puede el yoga aliviar los síntomas de la menopausia?

– Sí. El yoga alivia en gran medida los síntomas debido a su naturaleza calmante y fortalecedora. Los sofocos, los cambios de humor y el insomnio son sólo algunos de los síntomas con los que ayuda el yoga cuando se experimenta la menopausia. Dado que el yoga ofrece grandes beneficios físicos y mentales, hay muchas maneras en que esta práctica puede aliviar las molestias durante la menopausia.

¿Qué posturas de yoga son más beneficiosas durante la menopausia?

– Cualquier postura que enfatice el estiramiento y el fortalecimiento de los músculos es importante para practicar durante la menopausia. Algunos ejemplos son la postura de la pelvis invertida, el perro mirando hacia abajo, las flexiones hacia delante y la postura de la mariposa. Muchas de estas posturas también favorecen la circulación sanguínea.

¿Con qué frecuencia debo practicar yoga para experimentar sus beneficios?

– Es importante ser constante al practicar yoga. Sin embargo, todo el mundo tiene diferentes horarios y objetivos, por lo que depende de la frecuencia con la que se puede practicar. Algunos prefieren practicar yoga a diario, mientras que a otros les puede resultar más difícil encontrar ese hueco de tiempo. Establecer tus objetivos y crear un horario puede asegurarte que sigues practicando yoga para experimentar sus beneficios. Algunos beneficios son a corto plazo, mientras que otros son de larga duración, pero tener un horario de yoga constante le permitirá entrar en un ritmo y experimentar todos los beneficios.

CONCLUSIÓN

Los beneficios que proporciona el yoga son amplios y es importante tenerlos en cuenta cuando se experimenta cualquiera de las etapas de la menopausia. La circulación sanguínea, la mejora de la fuerza y el equilibrio, la mejora de la calidad del sueño y la reducción del estrés son sólo algunos de los beneficios clave que se experimentan al incorporar el yoga a su rutina. Cuando se trata de la menopausia, los cambios hormonales pueden ser difíciles de sobrellevar. Sin embargo, inculcando estas prácticas puedes asegurarte de que estos síntomas se alivian para convertirte en la mejor versión de ti misma.

Descarga nuestra APP

Tras mucho meditar, hemos tenido una revelación.
Descárgate la NUEVA APP para reservar cómodamente todas las clases y eventos que proponemos semanalmente. Ahora un diseño optimizado, usabilidad mejorada y fácil navegación.
App Frizzant

Suscríbete a nuestra CURIOUS souls magazine

Hola 👋